Anuncio: Cierre del Backdoor de gobernanza

Money On Chain es el sueño de un puñado de bitcoiners que creen que es posible tener un sistema financiero, asequible y transparente donde nadie pueda imponer un cambio de reglas.
Como todos los protocolos incluído bitcoin, MOC nació de forma centralizada pero con un claro roadmap a la descentralización.

Hoy cumplimos el que considero es el hito más importante en este camino a la descentralización, no es el primero, tampoco es el último, pero el cierre del backdoor de gobernanza marca un cambio de era en el protocolo.

Hasta ayer quienes diseñamos el protocolo teníamos una cuenta multisig 3/4 que tenía control absoluto del protocolo mediante un backdoor. El motivo por el cuál existía este backdoor era para que los desarrolladores pudieran hacer un fix de emergencia en caso de que algo impensado sucediera.

El protocolo ha funcionado durante 3 años sin ninguna emergencia que requiera su utilización, creemos que ya está listo para transferirle el control total a la comunidad.

Desde hoy, el control total del protocolo está en manos de los MOC holders y los tokens MOC están lo suficientemente distribuidos de manera que los founders no tienen poder de imponer cambios por sobre la voluntad de la comunidad.

Desde el punto de vista de la seguridad, todavía existe un botón de pánico, este botón de pánico se acciona con una multisig 3/4 en manos de los founders y tiene la capacidad de detener el protocolo, pero no de hacerle cambios al mismo.

Este botón de pánico puede ser desactivado cuando los MOC holders así lo quieran y lo voten.

Si bien este es el hito más importante en el roadmap a la descentralización, existen otros más que deberemos alcanzar en el futuro, como la implementación de una webapp totalmente descentralizada hosteada en IPFS, la eliminación del botón de pánico, la remoción del poder de voto del tesoro que trataremos en otro post y el rediseño del liquidity mining en donde la fundación es todavía la encargada de correr ciertos procesos.

En estos 3 años Money On Chain ha probado ser un protocolo robusto que se comportó como debía en las condiciones más variadas de mercado. Es tiempo que este proyecto pase de las manos de sus fundadores a las manos de sus verdaderos dueños, su comunidad.

Creo que en las próximas semanas y meses, lo que debemos hacer como comunidad es entender el estado del protocolo y pensar hacia donde queremos que evoluciones, entender cuales son sus fortalezas y como eliminamos debilidades que pudiéramos encontrar.

Gracias a todos los que hacen posible el sueño de una stablecoin descentralizada, transparente, robusta y con el mejor colateral.

Este no es el fin del camino, acá es a donde empieza lo bueno.

Max - co-founder

3 Likes